¿Por qué es útil ver las cosas de otra manera?

Si te gusta, compártelo...
Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest2Share on LinkedIn4Email this to someonePrint this page

El arte es vida y la vida es arte

Ver las cosas de otra manera es lo único que debes tener en cuenta para alcanzar tu bienestar.

Esa “otra manera” es el arte.

Y, como te mostraré, tu bienestar va más allá de la simple conformidad.

Pero bueno, vayamos por partes…

———————————————————————————–

El arte de leer la realidad

 

Seguir las pistas del arte hasta los animales aparentemente más sencillos, nos permite llegar a la base de la misma percepción del arte: la estética.

Según los griegos todo lo bello es bueno.

Cuando algo es bello y bueno, se dice que es bonito.

Y así, esa pista la podemos encontrar en las formas de vida menos evolucionadas que el ser humano, las abejas o los pepinos de mar. Podemos llegar al arte, o más bien, a la estética sin intensión, cuyas dignas representantes pueden ser las flores.

Pero podemos ir más allá, y apreciar en un microscopio la belleza de la ameba, e ir a los confines de lo pequeño y quedar atónitos con el inestable resplandor del átomo que en un 99,999% es espacio vacío.

¿Ves a qué me refiero? El arte está ahí.

El arte sin artistas que opera por las fuerzas de la física, la química, la biología, la fisiología, el instinto y la cultura, para llegar a un supuesto genio creativo.

¿Acaso el débil rastro que dejan las vibraciones de un paramecio sobre la platina del microscopio no son algo hermoso?

Bella célula brillante

¿Una célula?… ¿Una galaxia?

¿No es bella la ingrávida danza de las colonias de medusas en los mares turquesa de los trópicos?

¿Y acaso no es sobrecogedoramente hermoso ese panal de avispas gigantes, ese nido de oropéndola, esas intrincadas cuevas de la rata topo o del armadillo rosado pichiciego, ese camastro de hojas del orangután, esa maloca de los indígenas amazónicos?

La puerta de entrada del arte son los sentidos y las sensaciones que producen se llaman estética.

Ver la realidad con ojos estéticos es el primer paso.

Maravillémonos tan sólo con eso.

——————————————————————————–

Los 3 niveles para ver las cosas de otra manera

 

Dirán algunos que muchas veces la realidad no está para el disfrute estético.

Y tienen razón, al menos, para cierta realidad.

Pero también debemos tener en cuenta nuestra tendencia natural a magnificar lo malo (porque es un peligro que podía significar la muerte) e ignorar lo bueno (dejar pasar alguna oportunidad no es algo mortal).

Si te pones a pensar, es mucho más abundante lo bueno que lo malo y ya que no podemos modificar muchas de las “pocas” cosas malas, al menos, contemplemos lo bueno con otros ojos.

Eso es sólo el comienzo: la nueva mirada sobre lo bueno.

Es empezar por lo fácil.

Porque también es posible mirar y juzgar estéticamente algo realmente malo, pero eso implica haber llegado a un nivel para iniciados, algo reservado para unos pocos.

No digo que “no sea para todos”, de hecho, cualquiera lo puede lograr, pero exige mucha vivencia, y sobre todo, mucho trabajo, algo que la mayoría no está dispuesta a asumir.

Empieza por ver lo bueno o lo que te guste, en su máxima complejidad.

Ahora continúa, contemplando estéticamente aquello que te es indiferente o que te resulta tan aparentemente sencillo o tonto como para darle importancia.

Con que llegues a ese nivel dos es suficiente. El nivel tres, que es para iniciados y que es un poderoso principio de transformación, es algo tremendamente exigente.

Lista de Chequeo

Nivel uno, muy fácil

Nivel dos, pide su esfuerzo

Nivel tres, exige bastante

Si te interesa desarrollar el nivel tres me contactas y te muestro algunas formas de alcanzarlo.

¿Y sabes algo?

En el nivel dos está el secreto de todo esto. No por nada me detengo ahí.

———————————————————————————-

De tu zona de confort a tu zona de aprendizaje

 

El pequeño o gran esfuerzo que implica desarrollar el nivel dos de la visión alternativa de la realidad, te hace salir de tu zona de confort.

¿Recuerdas cómo magnificamos lo malo y marginamos lo bueno?

Pues bien, se trata de, si no magnificar, sí, apreciar y valorar realmente lo bueno, y todo, como ves, desde la estética: simple.

Esa zona cómoda de la magnificación de lo malo, queda atrás al momento de hacer algo que simplemente no está en “nuestra naturaleza”, ¿sabes por qué?

Porque nuestro entorno es muy diferente al que nos configuró como organismos biológicos.

Hoy día el peligro de muerte real es mínimo a comparación de hace unos cientos de milenios, y ni que decir de hace un par de millones de años.

experiencia-artistica-contemporanea

La zona del arte es la zona de aprendizaje

Aquí viene entonces el arte a hacer su aparición cuando abandonas la zona de confort y entras a la zona de aprendizaje.

Ese paso te incomoda, claro, tu ser instintivo no está preparado para el cambio, es más, odia el cambio, porque es riesgo de muerte y eso puede implicar la interrupción de tu legado genético.

Pero igual, piénsalo…

¿Qué pierdes con practicar el arte de ver la realidad de otra forma?

Es más, ganas mucho.

Lo primero: entras casi sin darte cuenta en los fértiles terrenos de lo nuevo, que es la base fundamental del pensamiento creativo y la acción artística.

Un artista es alguien que ve la realidad de otra manera, porque el mundo es su “cantera inagotable de inspiración”, como dirían los poetas… ¿y sabes qué? no es sólo poesía, es cierto, tanto, que es la consigna de todo artista.

Pero así como el artista hace una lectura alternativa de la realidad, su acción también es alternativa: ve y hace diferente.

————————————————————————————

Ver las cosas de otra manera (Para hacer las cosas de otra manera)

 

Claro, no basta con contemplar, debemos actuar.

Pero el primer paso es la contemplación, que pasa por un filtro estético de la realidad, ojalá, hasta en sus más mínimos detalles (por aquello de sorprendernos hasta con la cosa más simple).

 

Cultiva la contemplación

Y bueno… ¿Qué es contemplar?

Recuerda, dados los fines estéticos del ejercicio de lectura alternativa de la realidad, nuestros sentidos son los que nos conducen a la interpretación interna de hechos externos.

Así que primero hay que sentir.

Lo que es lo mismo: simplemente percibir la realidad.

Ahora, con esa percepción, al principio efectuada desde lo que consideramos bueno o agradable, y luego, desde lo que nos es indiferente, debemos salir de la comodidad y ejercitarnos en la práctica de la contemplación desde la complejidad.

¿Por qué la complejidad?

Porque te permite “abrirte” a lo que te rodea. Al ver las cosas hasta en su más mínimo detalle, te percatas de la intrincada red de interrelaciones que hacen que eso que sientas sea lo que percibes de determinada manera.

Y eso, mi querida amiga, mi querido amigo, es pensar. Ese ejercicio de interpretar la percepción, que llamamos contemplación, es una operación básica del pensamiento.

Retomemos, primero sentir y luego pensar.

Para entonces…

———————————————————————————-

¡Actuar!

 

Así es:

Sentir – Pensar – Actuar

Primero lo inmediato, luego, un poco de trabajo, para finalmente, cerrar, todavía con más trabajo.

¿Ves?

Lograr paso a paso

El nivel de dificultad crece, pero se posa sobre un sub nivel más básico, más fácil, como debe ser.

Hacer por hacer es eso: Hacer. Quizá lo instintivo. Lo impulsivo. Lo supuestamente espontáneo. La acción sin reflexión. El hacer como una simple reacción donde no media el pensamiento.

Hacer CON intensión, gracias a un trabajo previo de sensación y razón es…

¡Actuar!

Actúa como un artista.

Crea tu realidad.

Sintiendo – contemplando – pensando

Como en tu acción no priman los instintos ni las taras culturales, que son reacción de “masa”, de muchos, de rebaño, estás actuando, no haciendo, actuando.

Son cada uno de los “actos” de tu vida, los que van configurando esa gran puesta en escena que es tu vida, sentida y vista, pensada y creada, como una obra de arte en permanente evolución.

En la medida que actúas, te desenvuelves en un papel, encarnas un rol, con intensión, con preparación, primero con un libreto, y luego, al incorporar ese rol en tu vida cotidiana, mediante los hábitos, que con el tiempo se incorporan a tu Ser.

¿Una obra teatral?

¡Claro que sí!

———————————————————————————-

Ver las cosas de otra manera te prepara para el teatro de la vida

 

Por al menos cincuenta mil años, datados científicamente, el ser humano aprendió y enseño mediante los relatos, quizá como soporte a ese aprendizaje práctico que se da con el hacer y cuyo precedente es el juego.

El arte de contar historias (a los niños y a los adultos)

El arte de contar historias (a los niños y a los adultos) – La estrecha relación entre los relatos y el juego

El regreso tras las pistas del aprendizaje en la acción y el juego… nos lleva a los mamíferos o inclusive a algunas aves

¿Qué será eso? ¿Instinto en alto grado de refinamiento? ¿Es cuestión de grado o realmente corresponde a una categoría aparte de la existencia y la manifestación biológica del Ser Animal?

¡Que preguntas!…

No lo sabemos, y para los objetivos de este artículo, realmente no nos interesa saberlo.

A lo que voy es a establecer una relación de equivalencia directa entre la vida y el teatro, considerado el arte mayor o el primer arte, el arte que nace del relato ancestral que son todos los relatos resultantes hasta la actualidad.

Así es, una metáfora de la vida en el teatro, en la medida que actuamos ajustados a unos roles dados por nuestra naturaleza y nuestra cultura, que como ya vas descubriendo, podemos cambiar a nuestra voluntad.

Podemos llegar incluso a modificar el mismo relato, y por qué no, crear un nuevo libreto para que otros actúen con nosotros.

El artista como creador, percibe y expresa la realidad exterior e interior de forma particular y única.

Así, no hay dos artistas iguales, hay imitadores.

Sin embargo, todo artista principiante, al igual que todo niño, inicia su actuación por imitación.

———————————————————————————-

El teatro de espejos

 

La prolongada niñez del ser humano lo hace muy demandante en cuidados parentales, lo cual se extiende a altas exigencias sociales en su contexto de la juventud y la adultez, situación que se prolonga con matices hasta el final de sus días.

como-educar

Nuestro contacto con el otro es muy importante

Esas densas redes sociales que configuraron al animal humano prevalecen.

Esos memes(*) que forman y deforman los contextos culturales cambian lenta e imprevisiblemente.

* Los memes son pequeños fragmentos de información o códigos culturales que influyen en la conducta de las personas. Para más detalles del concepto se puede consultar a Richard Dawkins

Esos roles, si no ejercitamos la contemplación, nos serán impuestos toda la vida, cuando realmente podemos crearlos desde nuestra propia experiencia. Es lo que en psicología afectiva se conoce como la construcción de la personalidad elegida.

Recuerda, para adquirir la maestría hay que imitar, como diría José Antonio Marina, obedecer a la naturaleza y la cultura, encarnadas en nuestras figuras parentales o de autoridad.

Al principio, simplemente te agarras de alguna certeza, así no sea la mejor, porque eso te permite vivir sin ser aplastado por la complejidad de la vida.

Vas conociendo al mundo con el “filtro” que te ha tocado.

Una vez has imitado u obedecido al nivel de saberte mover por la vida, ese horizonte ampliado te va ofreciendo alternativas, las vas tomando porque estás acostumbrado a eso, a tomar.

Te apropias de ese reflejo gracias a tus neuronas espejo (de donde vienen nuestras habilidades para imitar… el otro sonríe y tú también), ese reflejo del otro en tu Ser lo vas tomando para tu propia manifestación expresiva y acción vital.

Bien, tomas esos reflejos y vas incorporando otras formas de ser en el mundo, con paso lento, con errores, con recriminaciones, con lo que sea, y sí, vas andando, vas andando…

Ese andar, que era de otro, empieza a ser tuyo, en medio de esa oleada de nuevos reflejos de tus horizontes ampliados, y para evitar el desborde, acudes a ti mismo para guardar obediencia a tu propia creación, que en realidad es colectiva.

Oyes y atiendes a esa voz de autoridad que has incorporado.

Te has adueñado de un nuevo acto.

Has creado un nuevo parlamento.

Has configurado un nuevo rol.

Has visto la realidad con OTROS OJOS y expresas esa percepción de forma PARTICULAR Y ÚNICA.

Te has convertido en Artista de tu Propia Vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *