La Paz y la Educación

Si te gusta, compártelo...
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page
paz para colombia

PAZ para Colombia

¿Sabías que mi país, Colombia, es el único en el mundo que lleva 70 años en guerra interna ininterrumpida?

Dicha guerra ha causado casi 250.000 muertes, siendo el 80% civiles inocentes y un 10% desaparecidos. Casi 6 millones de colombianos han sido desterrados y un 80% son mujeres y niños.

¿Sabías también, que desde el rincón que Colombia ocupa en el continente americano, se ha generado una lección de vida que irradia a todo el planeta?

Hace poco más de una semana se firmó el acuerdo de paz con la guerrilla más grande y más antigua del mundo, las farc, y de ese hecho, nos ha quedado una ardua tarea por hacer a todos los colombianos, además de una serie de profundas reflexiones para la vida.

No es un acontecer o un aprendizaje que incumba a un solo país, es un hecho simbólico que da algunas pistas a la humanidad entera para llevar una convivencia de mutuo respeto y diálogo en medio de la diferencia.

Es así como me permito trascribir un mensaje que emití desde mi cuenta personal de Facebook y que a partir de ahora, forma parte del contenido del Proyecto Artevida, algo frente a lo cual, una iniciativa educativa como esta, no puede permanecer indiferente.

————————————————-

A propósito del proceso de paz en Colombia

 

Es como para no creer…

Lo que ocurrió ayer fue un paso más hacia la mejora de las condiciones de vida en nuestro país.

Básicamente es una acción simbólica que a todos nos toca. Veamos:

No es la simple firma de un documento.

No es un acto solemne de compromiso entre partes.

No es la solución definitiva a nuestros problemas de violencia pero sí es algo que contribuye de manera real y concreta a vivir en un país en paz.

las-ventajas-de-comer-en-familia

La educación empieza en casa…

La raíz de la violencia en Colombia está en los vínculos familiares rotos o deformados, que se manifiestan en extensas, enmarañadas y alrevesadas cadenas de maltrato.

La raíz de la violencia en Colombia es de origen moral, por cuenta de una educación familiar e institucional (estatal y privada) que privilegia la obtención de datos y destrezas técnicas y hace a un lado el desarrollo integral del Ser.

El origen de la violencia y la corrupción que campea en nuestro territorio nace de graves falencias educativas.

Todos y cada uno de nosotros puede contribuir a desentrañar (para comprender) y desmontar (para no repetir) las profundas espirales de violencia y corrupción de las que todos los días tenemos noticias.

Es algo sencillo: Se trata de educar en cada uno de nuestros actos.

El ser humano es un agente educativo por naturaleza, y cada una de sus formas de expresión son potentes vehículos pedagógicos.

Se trata de estar plenamente conscientes de lo que decimos y cómo lo decimos, cuya base se asienta en el pensamiento, pero que es ante todo y sobre todo: sentimiento.

Eso que sentimos y hace parte de nuestras experiencias de vida, se empieza a configurar en nuestras bases emotivas, que se expresan en cada una de nuestras relaciones y nexos afectivos.

No se trata sólo de educación e inteligencia emocional, sino de la construcción de lazos afectivos.

Lo que nos hace humanos no son solo los 4.500 millones de años que nos separan de las primeras formas de vida del llamado caldo primordial, sino ante todo, nuestra compleja construcción cultural.

Grupo de amigos

Somos animales afectivos y culturales

La cultura ha sido posible por el alto grado de refinamiento con el cual la naturaleza se manifiesta a través de cada uno de nosotros, y es una oportunidad que no ha tenido hasta el momento y al mismo nivel de desarrollo, ninguna otra forma de vida sobre el planeta Tierra.

Esos interrelacionados y complejos rizomas afectivos, posibilitados por nuestras manifestaciones emocionales, son lo que constituye la base cultural humana, la cual se afianza mediante los actos de apoyo y cooperación que han hecho del ser humano lo que es.

Cuando hablamos de educación del Ser no nos podemos circunscribir a la faceta institucionalizada de la educación, al contrario, debemos superar esas limitaciones de la definición convencional, para hacernos todos responsables del cambio social que se requiere.

¿Qué podemos hacer para traer la paz a Colombia?

Educarnos y educar desde y hacia el desarrollo integral del Ser

Empezando por nuestro entorno familiar y social inmediato.

Aprendamos y enseñemos a generar actos de amor, apoyo, comprensión y perdón, con un faro de esperanza en el horizonte.

Y no olvidemos nunca que cada uno de nuestros actos, conscientes o inconscientes, es un acto pedagógico de gran poder transformador.

La palabra paz no significa el fin del conflicto, pues somos muchas y muy variadas las personas que habitamos este mundo, cada quien con sus propias experiencias de vida y sus creencias o convicciones.

En esos encuentros de la diferencia se abre paso el conflicto, lo cual no implica necesariamente violencia, ya que contamos con las herramientas de una cultura, si no de la paz, al menos de la empatía, para comprender y dar espacio al otro.

Todos los días nos enfrentamos al conflicto, hagámosle frente con sabiduría recurriendo a la empatía, lo sé, no es fácil, es una labor de todos y de carácter permanente…

La paz es posible.

Un país en paz es mejor para todos.

¡La paz en Colombia y en el mundo es posible y empieza por ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *