Conócete a ti mismo para avanzar y trascender

Conócete a ti mismo para avanzar y trascender

Conócete a ti mismo para avanzar y trascender

Si te hablo del SER ¿a qué crees que me refiero?… Una pista: Conócete a ti mismo.

Sí. Conócete a ti mismo (**) ¿Te suena filosófico, religioso, artístico o es una simple nadería?…

El concepto de SER es abstracto, al igual que otros ámbitos de la existencia humana como la felicidad, el espíritu o nuestras emociones. Pero entender el ser es la clave para la comprensión de nuestra existencia.

Quizá por eso mismo es tan complejo, tan importante y tan sometido al debate.

Pero si empiezas a comprenderlo, podrás lograr que ese concepto ilumine todas las áreas de tu vida, llevándote a nuevas perspectivas y posibilidades.

Frente a ámbitos difíciles de definir, el ser humano ha recurrido a lo simbólico, que aunque nace de inquietudes algo incomprensibles, se sirve del pensamiento y hace que lo inexplicable se aproxime un poco más a nuestro entendimiento.

Es así como recurro al análisis para entender un poco más la condición humana, y me lanzo con una propuesta de comprensión de nuestro ser.

(**) Frase atribuida a Sócrates, a la cual dedicaré más adelante varios artículos

———————————————————————————

No hay absoluto pero sí unidad

 

Si bien no existe el absoluto, al menos para el observador inquieto, nuestra vida está regida por intrincadas relaciones con nuestro mundo interno y externo, de tal modo que conforman una unidad compleja e interrelacionada. Somos unidad.

Esa unidad constituye nuestra armonía con el “adentro” y el “afuera”, con nuestra introspección y nuestra proyección. En ese juego entre el adentro y el afuera, están parte de las claves para entender nuestro ser.

Como bien sabrás, mi apuesta parte de una concepción de la vida como una forma de arte en acción.

La vida es arte en y de acción. Por lo que todo acto interno es respuesta y se refleja en manifestaciones exteriores.

El juego de interioridades y externalidades es lo que dota de tal complejidad a todos nuestros actos, y aun, a todas nuestras intenciones.

Ese juego interno y externo es lo que da origen a nuestra conciencia en todo su refinamiento.

Así como no existe el arte aislado, tampoco lo es la vida. Y así como la vida es experiencia, el arte por definición también lo es. La vida y el arte son experiencia porque parten de la experimentación. El arte “es” cuando se ejecuta. La vida solo se vive viviéndola.

Si bien hay una serie de permanencias en nuestra existencia y las manifestaciones artísticas, es la experimentación con miras a la innovación y la ampliación de horizontes, lo que le da sustento a una vida dinámica, cambiante, rica y compleja.

Si bien no hay absoluto, sí hay unidad, en la medida que como animales gregarios, formamos parte de un vasto ecosistema llamado planeta tierra.

Nuestro planeta tierra

Conócete a ti mismo en conexión con el planeta tierra

El planeta es nuestra unidad habitacional principal y somos parte de otros ecosistemas, tanto físicos como culturales, correspondientes a:

  • La humanidad en su conjunto
  • El país o nación de la que formamos parte
  • La región a la que pertenecemos
  • La ciudad en la cual vivimos
  • El barrio o comunidad en la que transcurre nuestra cotidianidad
  • La familia a la que pertenecemos
  • Y una serie de ámbitos móviles y cambiantes en tiempo y espacio correspondientes a nuestro entorno de amigos, de trabajo y de relaciones esporádicas de corto o largo plazo

———————————————————————————

Tu ser en proyección

(Conócete a ti mismo -y a lo que te rodea- para proyectarte)

 

Tu interior se rige principalmente por la biología y tu exterior por la cultura. Por algo será que al ser humano se le conoce como animal gregario cultural.

Nuestras relaciones con los demás son de gran relevancia y parten de un nexo tan cercano como el de madre e hijo, que luego se extiende a ambos padres y su cría, que se abre a otros miembros de la familia nuclear y extensa, los amigos, compañeros y allegados, para en último nivel, proyectarse a la humanidad en su conjunto.

Entre más próximo a ti mismo sea tu nexo social, más influyente se hace. De ahí que la base de nuestra sociedad sea la familia. Y no es para menos, con una criatura tan demandante en términos de cuidados parentales como lo es el ser humano, la familia es la base y la consecuencia de una infancia prolongada.

Para el adecuado cuidado de la cría humana, un nexo parental sólido es fundamental y así lo ha sido por más de dos y medio millones de años. El núcleo familiar es genético. El nexo de pareja para concebir y criar un hijo debe ser lo bastante sólido como para responder a las exigencias de la cría humana.

Si nuestro nexo parental es biológico al definirnos como individuos de forma temprana al cuidado de una pareja con fuertes lazos emotivos, nuestro nexo social fuera de la familia nuclear, se empieza a proyectar gradualmente gracias a la cultura.

Es así como nuestras relaciones sociales más amplias tienen cabida gracias al ámbito cultural, lo cual inicia la proyección de nuestro ser a otras individualidades igualmente valiosas.

Si bien el tema amerita un gran despliegue que daré en un artículo posterior, con esto me basta para presentarte una propuesta de análisis respecto a la naturaleza e importancia del ser, en sí, en acción y en proyección.

Las esferas del SER

Las esferas del SER: Esquema de análisis del ser y sus dimensiones o esferas

Así que Conócete a ti mismo, para avanzar y trascender.

Si te conoces lo mejor que puedas darás un paso importante hacia la plenitud de tu ser en sí. Con esta base, te permitirás avanzar dándole cabida a tu ser en acción como manifestación de tu particularidad. Y así, una vez tu individualidad se vaya configurando cada vez más, tu ser en proyección te permitirá trascender.

Si relacionas esto que te acabo de mencionar con este otro artículo te darás cuenta de la importancia de tus relaciones con “lo otro” o con el “afuera”, con tu medio natural y social en diferentes escalas y grados de complejidad, pues no debes olvidar que el animal humano es un animal social que manifiesta su plenitud en la “otredad”, en su relación con los demás.

———————————————————————————

Cómo ser mejor, superarte y trascender…

 

Quizá por eso la base para superar el quietismo de una depresión o un “bajón de nota”, además de cambios en el estilo de vida, se encuentra en saber que el mundo es mucho pero muchísimo más grande que nosotros mismos, que nada es definitivo y todo es transformable en alguna medida.

He ahí la gran importancia de nuestras relaciones con el afuera y la conciencia de la experimentación como estilo de vida.

He ahí cómo nuestra existencia, en conciencia de nuestras posibilidades y limitaciones, se forja con nuestros propios actos.

Conócete a ti mismo para que tu meta sea la proyección a los demás, pero no olvides cimentar tu propio ser, pues para ayudar a otros debes estar bien tú mismo.

Puedes estar informado de las cosas que no funcionan y que hay que mejorar, te puedes indignar, te puedes movilizar, pero para actuar en pro del cambio, si no empiezas por ti mismo y tu círculo social más inmediato no serás coherente, la tarea no estará realmente bien hecha.

Como suelo decir: Empieza por ti, y cuando puedas, sigue con los demás. Empieza por ti, sigue con tu familia y tus amigos… así se te abrirá un amplio campo de acción transformadora.

Ayuda a quien lo necesita

Da tu mano

Con que cada quien hiciera este modesto trabajo a pequeña escala, sin muchas pretensiones y a plena conciencia, nuestra realidad social sería muy distinta. Pero lo cierto es que tenemos que lidiar con los desajustes de la civilización actual y en esas estamos…

Así que para proyectar tu ser, para poder trascender, debes tener bien puestos los pies en la tierra.

Para poder volar primero debes ponerte en pie, caminar, correr y dar el salto.

Recuerda… paso a paso.

Recuerda también que…

Somos parte de la naturaleza, somos naturaleza, y la naturaleza se lleva mejor con los cambios graduales.

4 respuestas en “Conócete a ti mismo para avanzar y trascender

  1. Ana Maria Trujillo

    Muy Buen Articulo con claros argumentos,si me conosco a mi mismo trasciendo!!!..El por dentro y fuera el vivir y con vivir con la naturaleza!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *